Brotes de Bambú

Esta planta es casi milagrosa, además de servir para construir casas y todo tipo de objetos, además de ser 100% biodegradable y no dejar huella ecológica, además de ser una planta muy decorativa tanto en interior como en el jardín…. El bambú se come!!!!

En occidente se puso de moda comer brotes de bambú cuando se empezaron a popularizar los restaurantes orientales. Su sabor es similar al del la alcachofa, tiene una textura parecida a la manzana y las mismas propiedades que la cebolla. Ahora es posible encontrarlos secos, en lata, o también como brotes frescos. Los brotes de bambú se consumen en ensalada o como guarnición de otros platos, pero también se pueden preparar con ellos bebidas alcohólicas fermentadas.

Propiedades de los brotes de bambú

  • Son ricos en potasio, manganeso y cobre, y vitamina A
  • Tiene un alto contenido en sílice, por eso está indicado para personas que necesitan mineralizarse o que sufren de problemas en huesos y articulaciones como la artrosis, artritis, reumatismos, descalcificación, etcétera, ya que el silicio colabora en la síntesis de colágeno y esto favorece la salud de los huesos y cartílagos.
  • Contienen hasta 17 aminoácidos.
  • Usos en la medicina tradicional china: los brotes de bambú se usan para curar el asma, hemorroides y lesiones de las vías respiratorias.
  • Tiene un alto contenido en fibra por eso es un alimento muy saciante y tiene un suave efecto laxante.
  • El bambú es bajo en calorías (27 calorías por 100 gramos), saciante, laxante, y disminuye la absorción de grasas y azúcares, por eso se recomienda en dietas de adelgazamiento.
  • Ricos en vitaminas del grupo B como son, la tiamina, riboflavina, niacina, vitamina B-6 (piridoxina) y ácido pantoténico, que son esenciales para las funciones enzimáticas y metabolismo celular.
  • Los brotes de bambú contienen excelentes niveles de potasio, esencial para controlar la frecuencia cardíaca y la presión arterial, al contrarrestar los efectos del sodio.

Cómo usar los brotes de bambú

Los brotes de bambú son tiernos y de un color parecido al de los espárragos blancos. Se cortan de la planta del bambú cuando tienen unos 15cm de largo. Tienen un sabor suave y una textura crujiente y se usan extensamente para rellenar platos chinos salteados, sopas y otros platos.

Lo ideal es consumirlos frescos, pero es más fácil encontrarlos enlatados a menos que tengamos cerca algún comercio asiático. Si los consumes enlatados siempre es mejor buscamos enteros y no precortados. En las tiendas asiáticas también los venden envasados al vacío, en vinagre, en salmuera y secos.

Podemos consumirlos frescos todo el año, pero los más apreciados son los brotes más pequeños del invierno.

Para quitarles el primer sabor fuerte y las posibles toxinas, es recomendable escaldarlos o hervirlos unos 10 minutos; luego se escurren y se dejan secar antes de consumirlos salteados o en sopa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad